El corazón del Duero

Bajo la gran obra de ingeniería del puente Don Luis I en la desembocadura del Duero, se esconde una de las zonas mas peculiares de Oporto.

En una pendiente de 45 metros, podemos observar mientras dejamos la cima del puente atrás, casas abandonadas y escaleras imposibles. Los pocos residentes de la zona que se atreven a caminar por ahí, son todos ancianos.

Fotografía callejera

Desde la zona mas turística de la ciudad, a la zona con más ambiente en la ribera del Duero, nos encontramos en la mitad del paseo con este ambiente urbano decadente.