CATEGORIAS: Arquitectura B&W ColmenarViejo

Todos los momentos y todos los lugares son una oportunidad para capturar la vida y esencia en una fotografía. En este caso se trata de mi pueblo, Colmenar Viejo en la zona norte de Madrid.

Una obra, un paisaje lejano y una persona mayor paseando solo una mañana de sábado, pueden componer una historia que narra la vida del pueblo.

De hecho, la esencia de la fotografía callejera es capturar esa esencia incluyendo referencias que ayuden a identificar esa localidad. Si incluimos personas que den vida al momento y aporten a la historia, podemos obtener una toma «redonda».