Blog

La necesidad de un descanso

139 views 0 Comment

Después de abandonar este blog durante casi un año y dejar de lado casi por completo la fotografía callejera, me he dado cuenta de lo necesarios que son los descansos en tus hobbies.

Cuando inviertes tanto en un hobby puede llegar un punto de saturación que sólo se cura haciendo un parón. Gracias a este parón, no sólo recuperas la motivación sino que te has convertido en otra persona,

Tardes de siesta

160 views 0 Comment

Justo debajo de la Torre Eifflel, en pleno «Champ de Mars» puedes vivir una de tus mejores tardes o noches a los pies de uno de los monumentos más bonitos y emblemáticos que haya visto nunca.

Pero no todo es idílico, esto no es una película de serie B para dormir plácidamente. Estamos en París, en la vida real. Y la realidad que esconde este lugar es que está llena de vendedores ambulantes de alcohol,

La decadencia de París

153 views 0 Comment

Cuando decidimos viajar a París lo primero que pensé es que me sentiría como Henri Cartier-Bresson o Robert Doisneau con mi telemétrica y mi 50mm callejeando por el centro de Paris. Tenía la sensación de que iba a respirar ese encanto parisino del siglo pasado y que llamaría garçon a todos los camareros de los restaurantes.

La realidad es que me encontré con una ciudad en decadencia social. Cientos de personas en gremios marginales por las calles,

35mm vs 50mm

116 views 0 Comment

Amigo callejero, seguramente habrás pasado por el dilema de cual es la mejor focal para tu cámara y poder realizar esta disciplina. Nos ha pasado a todos y a lo largo del tiempo podemos llegar a cambiar y probar cosas nuevas así que mi consejo, utiliza lo que tengas siempre encima.

He usado todo tipo de lentes, de cámaras, de teles, de angulares y la verdad, todos me han aportado algo en la fotografía de calle.

No te vayas

103 views 0 Comment

Otra de Milán, esta vez en un entorno tan street como el metro.

Esta foto puede convertirse en una de mis favoritas. La expresión del hombre que estaba delante de mi, parecía pedir con la mirada a la señora que no se fuera, que se quedara con él.

Lejos de la realidad, el hombre estaba con la mirada perdida y no tenía ninguna relación con la señora que abandonaba el metro.