oporto

Vuelve pronto

81 views 0 Comment

Existen lugares donde es difícil no captar momentos emotivos, expresivos y llenos de historias.

Entre ellos, están las estaciones de tren. Idas y venidas, despedidas y reencuentros, todos con alta carga emocional. Sin duda una gran oportunidad para poner en práctica la fotografía callejera.

La siguiente toma pertenece a lo que parecía una despedida cargada de consejos y advertencias en la estación San Bento de Oporto.

Es difícil en un entorno como éste aislar a los protagonistas,

Salto al vacío

95 views 0 Comment

La fotografía nos permite reflejar la realidad, pero en muchas ocasiones, abstrayendo el contexto con la composición o el retoque podemos alterarla e inventar una historia.

En la siguiente fotografía, podemos respirar la sensación de peligro y riesgo por la que está pasando el joven colgado a la estructura del puente.

Sin embargo, lejos de lo que expresa la toma, no es más que un chico jugando con sus amigos a saltar desde el puente al río.

El corazón del Duero

82 views 0 Comment

Bajo la gran obra de ingeniería del puente Don Luis I en la desembocadura del Duero, se esconde una de las zonas mas peculiares de Oporto.

En una pendiente de 45 metros, podemos observar mientras dejamos la cima del puente atrás, casas abandonadas y escaleras imposibles. Los pocos residentes de la zona que se atreven a caminar por ahí, son todos ancianos.

Desde la zona mas turística de la ciudad, a la zona con más ambiente en la ribera del Duero,

Reflejos de Portugal

94 views 0 Comment

Otra mas de la serie de Oporto.

En las entrañas de la ciudad pude captar el estereotipo de mujer Portuguesa, con sus virtudes y sus defectos reflejada en el cristal de la puerta del metro.

No fue difícil ya que la mujer iba concentrada con el teléfono móvil y pude probar varias composiciones que me gustaban.

Después me tuve que preocupar de otros temas cuando entró el revisor y me había colado en el metro.

La señora del metro en Oporto

80 views 0 Comment

Me llamó la atención el metro de Oporto, sus paredes planas, ángulos rectos y azulejos pequeños (cómo no). Cuando me giré para ver la peculiar simpleza de la estación de metro «Aliados» pude sacar la siguiente toma en la que una mujer mayor parecía algo somnolienta.

Es curioso que en Oporto, lo nuevo es insípido y aburrido, y lo realmente llamativo y bohemio es lo antiguo, como la señora en la siguiente fotografía.

  • 1
  • 2